¿Alguien por favor quiere pensar en los niños?

¿Quién impone a quién? El «dilema» de la ideología de género

  • Fecha:
  • Autor:
  • Etc.
  • Comentarios: No hay comentarios
  • Fecha:
  • Autor:
  • Etc.
  • Comentarios: No hay comentarios

¿Ideología de género, igualdad de género o enfoque de género? Frases que últimamente vienen circulando por Internet (sobre todo la primera) y que pueden confundir a más de uno por falta de información. ¿Pero de qué va todo esto de la ideología de género? ¿A qué le llaman colectivos como Con mis hijos no te metas «ideología de género»? ¿Se justifica todo el cargamontón? He estado buscando material al respecto en Internet, aprovechando que mañana 4 de marzo habrá una marcha organizada por este colectivo (no hace falta agregar más a ese asunto); pero en todos los artículos que encontré, tarde o temprano, el debate terminaba en lo de siempre: Burlas, intransigencia, generalizaciones (de tipo «todos los homosexuales son asquerosos» o «todos los religiosos son ignorantes»), ataques personales y cosas así. Tampoco quería apoyarme en las campañas informativas (o desinformativas, según cómo lo vea cada quien) recientemente emitidas desde ambas esquinas, ya que todo aquello que venga de alguna institución del Estado o de alguna figura mediática será siempre vista bajo sospecha.

Y cuando ya estaba tirando la toalla, ¡zas! Me encuentro con este video que pasaré a comentar.

Aclarando primero…

Pero antes de mostrarlo, quiero puntualizar dos cosas:

  1. El video fue hecho por la agencia colombiana Magic Markers, pero su contenido se aplica (casi) perfectamente a la actual situación en nuestro querido Perú.
  2. ¿Por qué el «casi» en el punto anterior? Porque el video toca un tema adicional que actualmente queda fuera de la actual discusión (lo referente a la adopción por parte de parejas homosexuales).

Hago estos aclares porque no me sorprendería que alguien descalifique el contenido del video con argumentos de tipo «Oye pero ese video es de Colombia, y acá estamos en Perú», o peor aún, con algo como «Ajá, hasta que saltó el tema de la adopción, ¿no que los homosexuales no querían eso? ¡Ahí está su verdadero objetivo!».

El video

Dicho esto, aquí está el video (que por cierto también lo pueden encontrar en YouTube y en Facebook):

Lo que más me gustó de este video (aparte de los argumentos y la claridad de la explicación) fue que uno de los puntos centrales de su explicación se centra en una palabra que se ha venido repitiendo constantemente pero sin profundizar debidamente en ella. La palabra es «imponer». Quienes están en contra del enfoque de género argumentan que se les está «imponiendo» la aceptación de la homosexualidad a sus hijos en los colegios (algo con lo que evidentemente no están de acuerdo). ¿Pero no es también una imposición el pretender que un grupo de peruanos, sea o no mayoritario, determine qué va o qué no va en el currículo nacional de educación en función a lo que ellos creen que es correcto o no y, lo que es peor, en base a argumentos que se mueven (en su mayoría de casos) entre lo sesgado y lo prejuicioso?

En una comunidad tan diversa como la nuestra es difícil quedar bien con todos; pero de ahí a pretender hacer prevalecer por ejemplo mi punto de vista «porque mi religión me dice que eso está mal» (aunque tú tengas otra religión o no tengas ninguna) o «porque se ve feo» (cuando lo feo o lo bonito son cosas subjetivas) o «porque no es normal» o «porque somos mayoría» (porque las mayorías también se pueden equivocar, sino veamos lo que ocurre con cada elección presidencial o municipal) y, peor aún, pretender que el Estado dé normas y legisle de acuerdo a ello, pues para mí eso es imponer.

Joker - zapatos y unicornios
Estimado creyente, aquí empieza mi problema con usted 😉

Un último deseo

Pero bueno, a ver si dejamos de pelearnos entre nosotros para ver quién tiene la razón y nos informamos nosotros mismos un poquito más del tema y respondemos con argumentos sólidos en vez de confiar ciegamente y repetir lo que nos digan otros o lo que «se dice por ahí». Lee, investiga, compara, analiza, razona, cuestiona, saca conclusiones. Si sientes que te están imponiendo algo, pues bueno, pero al menos justifícalo como debe ser, y evita caer en falacias, juegos de palabras, errores de comprensión de lectura o, de paso, papelones como estos (digo, porque si ya es preocupante que un ciudadano de a pie como tú o como yo no esté bien informado del tema, es mucho peor cuando se trata de un legislador que pretenda defender su posición y actuar en favor de todos los peruanos). Aunque claro, conociendo a nuestra fauna congresal (salvo algunas excepciones), qué sorpresa puede haber.

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.